Mis imágenes tienden a reflejar una tranquilidad enigmática. Contando historias me ayudo a canalizar sentimientos. Intento mostrar la forma en que veo y encuentro en el proceso algunos lugares comunes en los que nos encontramos el espectador y yo.

Esos momentos vividos quedan fijados a mi memoria como una instantánea que alguien tomó desde fuera, como un rápido recuerdo retenido que camina en círculos tratando de decirnos, quizás, ¡Así es la vida! Circular. 

Y aprendemos en cada vuelta, con cada giro, que todo, siempre, está en movimiento.

Me inspiran las cosas que me pasan. Encuentro algo mágico en guardar esos aprendizajes en forma de dibujo para contárselos a quién sabe quién en un cruce de caminos.




Decía Stephen Hawkings que hasta las personas que creen que todo está predestinado y que no pueden hacer nada para cambiar su destino, siguen mirando a izquierda y derecha antes de cruzar la calle. 

Cuando miro al cielo suelo preguntarme si estoy arriba o debajo de algo, y con los pies tocando la tierra pienso que las cosas nos suceden por alguna razón que sólo es perceptible desde la distancia necesaria. Los soñadores cayendo, como titulo a esta serie,  no saben si vuelan, nadan o están siendo absorbidos por un agujero negro, allá en el infinito.




“La lucidez es un don y es un castigo.Está todo en la palabra:

Lúcido viene de Lucifer, el arcángel rebelde, el demonio.

Pero también se llama Lucifer el lucero del alba, la primera estrella, 

la última en apagarse."

 

(Lugares comunes)